ESTUDIANTESdeARQUITECTURA.cl

NUESTRO EMBAJADOR EN ELEA: VOL. 5


Fin de semana y llegó vuestro break entre tanto maqueteo y procrastinación: nos lanzamos con la quinta parte de la crónica de EDA en ELEA.Cuatro

Hasta ahora he hablado de borracheras, fiestas interminables, estampidas y viajes de 9 horas, pero no de sexo (ni de arquitectura). Cuando llegas al ELEA, te entregan un bolso negro con una serie de artículos: dos mapas de Temuco y la región, un bolígrafo, una regla y un condón.

Si llegan solteros(as) al ELEA, entonces será una semana en el paraíso, una especie de buffet sexual. ¿Te aburriste de las rubias? Entonces ataca morenas ¿te aburriste de las rubias y las morenas? Entonces es el turno de las trigueñas. O puedes turnarte por un país cada día.

Eso sí, no es tan fácil como lo narro y dependerá de tus habilidades en el arte del coqueteo.

En cambio, si llegan comprometidos, se transformarán en el San Antonio desnudo del cuadro de Dalí, con la cruz estrujada en la mano y las tentaciones en una caravana surrealista.

Mirar, no tocar.

Más de alguien termina su relación días antes del viaje al ELEA y termina siendo el(la) más desatado(a) de la delegación durante esos siete días. A veces recuerdan al amor perdido que dejaron en la ciudad, pero cuando se van de la mano con alguien a la carpa, se les olvida todo.

Si su opción no es finiquitar la relación para viajar con calma, entonces el alcohol podrá flexibilizar sus principios, y se desatará una guerra civil en su mente: ¿lo hago o no lo hago?

Así, amigos míos, el condón encapsula todo esa tensión sexual que se destraba en el ELEA: parejas se rompen, parejas se arman, compañeros que siempre se tuvieron ganas terminan atracando en un baño químico, amigos se baten a duelo por alguien, intentos fallidos, amores sin correspondencia, trifulcas (incluyendo golpizas) por acercarte a la mujer (u hombre) de otro(a), amores internacionales que terminan cuando se despiden el último sábado, carpas de zamarreos y quejidos… o simplemente nada.

Así como algunos van al ELEA sin tomar ni fumar, hay otros que no van de cacería.

Cosa de cada uno.

 

Continúa este relato mañana lunes 31 y si perdiste algún capítulo, entonces puedes revisar la primera, segunda, tercera y cuarta parte.

 

 

Tags: , , ,


hola@eda.cl


Manifiesto EDA.cl



ARQCALIENTE
VERDECIUDAD
CATALOGOARQUITECTURA
TALLERALCUBO
LAPERIFERIADOMESTICA
GRAVEDAD