ESTUDIANTESdeARQUITECTURA.cl

HOY EN DICCIONARIO DEL ESTUDIANTE DE ARQUITECTURA: ‘MANDANTE’


La caracola mágica del diccionario universal del estudiante de arquitectura volvió a hablar y nos dio la definición de un concepto que pasa desapercibido para la mayoría de los estudiantes incluso cuando llegan al examen final vestiditos de terno -los caballeros- y de traje de dos piezas -las damas-: ¿Quién es el mandante?.

Después del salto, la definición -según los enajenados de EDA- de la palabra ‘mandante’

Hace dos párrafos nos quedamos con el estudiante en su examen final y la pregunta escalofriante de la profesora de la comisión que nos eriza la piel, nos seca la garganta y nos hace sudar como en un sauna. ‘¿Mandante?’ -responde el alumno sintiendo que todo lo bello y poético que habló acerca de la conceptualización del proyecto nadie se la creyó.

Pues bien, si se han dado cuenta, ‘mandante’ es quien encarga el proyecto, así de simple y obvio. Es quien manda. Y reiteramos, suena obvio, pero en el extraño mundo de la arquitectura, los estudiantes y los profesionales creemos que el mundo está construido en base a nuestros deseos y si el mundo quiere vivir mejor, es mejor que acaten nuestras resoluciones porque somos nosotros los que ellos necesitan… incluso nuestro mandante, quien pone el dinero y nos da de comer.

¿Cómo hacerle entender al mandante -por ejemplo, un ingeniero en estadísticas con una sensibilidad nula y que se queja diciendo que su niño puede hacer mejores cosas que las que hace Matta o Picasso- que la conceptualización también es una etapa en el proyecto y que esos croquis (conocidos como ‘monos’ por el resto de los mortales) son parte de la propuesta? ¿Le hará sentido si le habla de posmodernismo, la máquina de habitar, la ciudad jardín, los muros verdes, la tecnología LED, los ‘referentes’?

Así, la contienda es desigual y siempre habrá una pugna entre mandante y arquitecto (o ‘mandado’, pero suena muy triste) respecto al desarrollo del proyecto (“amigo, estuve viendo unas fotos en la revista de decoración de La Tercera que me tincan para mi casa. Póngalas por favor”), el presupuesto (“¿quiere que haga mi casa de hormigón traslúcido? tendría que vender un riñón primero”) y acerca de lo que es apropiado y de lo que no estéticamente (“póngale estas cosas que se ven súper choris”)

Lamentablemente en la escuela no existe un curso de relaciones públicas para poder enfrentarse al resto de los mortales y que nos entiendan algún mínimo porcentaje de lo que hablamos. Son 5 o 6 años en la universidad en que trabajamos en proyectos ficticios para mandantes ideales porque estos no se quejan, no se preocupan por las normativas y están dispuestos a pagar lo que sea necesario. No estaría de más que algún taller se proponga trabajar con algún mandante que vaya de vez en cuando a la sala y se ponga exigente, jodido y tacaño. Sería un bonito experimiento.

Foto adjunta: Un posible mandante, ¿qué tal?

Tags: , , , ,


hola@eda.cl


Manifiesto EDA.cl



ARQCALIENTE
VERDECIUDAD
CATALOGOARQUITECTURA
TALLERALCUBO
LAPERIFERIADOMESTICA
GRAVEDAD