ESTUDIANTESdeARQUITECTURA.cl

Manifiesto EDA.cl


Desde que este humilde rincón de internet existe se nos ha hecho saber que nuestra línea editorial no es clara, que nuestros objetivos están poco definidos y que no se sabe bien a qué apuntamos. Frente a esto, hemos dicho que no hay línea editorial, menos aún objetivos y que apuntamos a cualquier parte. Sin embargo, después de deambular por internet sin rumbo fijo por algún tiempo, nos contagiamos por el espíritu bicentenario para en este preciso momento hacer un acto fundacional (antes de que el sitio caiga nuevamente) y presentarles nuestro manifiesto, forjado en la más épica y revolucionaria de las borracheras con alcohol de poca monta. Siga leyendo después del salto. Manifiesto

Ser estudiantes de arquitectura nos pone desde primer año en la más movediza de las arenas, al ingenuamente querer ser aprendices de una disciplina que poca gente a través de la historia se ha atrevido a definir, con una heterogénea y a la vez, distorsionada percepción por parte de la sociedad y quizás la más grave de todas, nos pone ante una carrera con pocas certezas más allá de la normativa y de las soluciones técnicas. Estudiar arquitectura no es fácil, por un lado cuenta con una larga lista de obstáculos que empieza con la inauguración de tu primera croquera, pasando por la aplicación adecuada de cartones, micas y otros posibles e improvisados materiales, resistir el efecto de todo tipo de adherentes o dejarse llevar por su psicodelia hasta llegar a una adecuada administración de tu tiempo y tu vida social, y por otro lado, como diría tu profesor, hablar de la arquitectura, palabra que toda la gente en tu facultad manosea pero que nadie sabe realmente que diantres es, pero nadie tampoco se atreve a preguntar, ya es otra cosa. No es menor que la arquitectura curiosamente en nuestro querido castellano tiene género femenino y debe ser por eso que no podemos dejar de hablar de ella, sea tan celosa, le guste jugar con nuestra autoestima, requiera con bastante poco criterio de nuestro tiempo, pida tantos sacrificios y se pelee con nuestras parejas.

Con una situación nacional preocupante en cuanto al número de escuelas de arquitectura en Chile y la consiguiente cantidad de egresados por año, justamente hay más estudiantes de arquitectura que arquitectos, sin embargo, más allá de algunas librerías que suplen de cartones y pegamento para nuestras sublimes creaciones y plotters que nos hacen escapar del rápidograph, nadie parece disfrutar ni usufructuar de nuestro estatus de aprendiz.

En este escenario nos interesa figurar como ESTUDIANTESdeARQUITECTURA.cl, poco interesados en lo que entendemos como una excesiva discusión basada en la farándula proyectual (porque la arquitectura al parecer, también es vanidosa), lo bienal, y todo aquel medio que se expresa con clichés y lenguaje rimbombante para proyectos de revista de fin de semana. Lo nuestro es más bien el fracaso, los procesos tortuosos, las maquetas que tu profesor de taller no quiere y la bizarra y a veces surreal experiencia de recorrer el camino para ser arquitecto, con todo lo que esto conlleva, gozando de nuestra tierna etapa amateur, porque no creemos en el exitismo que nos impone nuestra futura profesión, ni en los procesos que pretenden ser lineales, ni en la trama, las tensiones, los módulos y la curva que acoge, sino que más bien, a pesar del resultado, amamos lo banal y no lo bienal.

Equipo EDA.cl


hola@eda.cl


Manifiesto EDA.cl



ARQCALIENTE
VERDECIUDAD
CATALOGOARQUITECTURA
TALLERALCUBO
LAPERIFERIADOMESTICA
GRAVEDAD